Archivos de la categoría ‘Autocuidado’

IMG_20150518_094838   Os dejo mi artículo de esta semana en el Semanario la Comarca. Espero que lo disfrutéis y comencéis el viaje que os propongo.

Nuestra salud psicológica.

      Hoy día está muy en el candelero la promoción de la salud física. Más que nunca la gente sale a andar o correr casi a diario. Vamos al gimnasio o a nadar dos o tres veces a la semana. Comenzamos a mejorar y equilibrar nuestra alimentación. Cuidamos nuestros dientes, vamos dejando de fumar, etc.

Esto es genial. Está demostrado que siguiendo de esta forma incrementamos nuestra probabilidad de supervivencia y de que esta sea además más satisfactoria hasta en un 50%.

        Pero parece que nuestra salud psicológica no tiene la misma categoría. Al menos dos veces al día cepillamos nuestros dientes durante al menos dos minutos, andamos al menos media hora cada día, nos alimentamos y dedicamos a su preparación varias horas cada día. Si tenemos una herida en nuestra piel, rápidamente la desinfectamos e intentamos tapar con algún método aséptico.

         Sin embargo, cuando sufrimos algún revés en nuestro día, nos enfadamos con alguien, nos sentimos bajos de ánimo, se meten con nosotros de alguna manera y nos sentimos heridos… ¿Buscamos un antiséptico?, ¿nos curamos la herida para que no se infecte y crezca?. En general la respuesta es NO, ¿Verdad?

          También está demostrado que si dedicásemos unos minutos en nuestro día a nuestra salud psicológica, también incrementamos nuestra probabilidad de supervivencia y por supuesto que esta sea mucho más satisfactoria. Incluso prevenimos un montón de enfermedades entre las que se encuentran las cardiovaculares, estomacales, digestivas, colon irritable, etc. Y se mejoran otras muchas que tienden a cronificarse si sólo usamos la medicación como único remedio.

        Así que os propongo un reto para este mes. Al igual que dedicamos cada día al menos 5 minutos al cuidado de nuestros dientes, dediquemos además, otros 5 al cuidado de nuestro salud psicológica.

Feliz es sólo el hombre bien templado, que de hoy se hace dueño indiscutido, que al mañana increparle puede osado: "extrema tu rigor, que hoy he vivido"

         Estas palabras fueron escritas treinta años antes de que naciera Cristo por el poeta romano Horacio. Y en ellas me baso para proponeros mi reto:

         Cada mañana antes de salir para el trabajo, o cada noche antes de ir a dormir, dedica cinco minutos a meditar. Siéntate en un sillón o silla de tu casa. Pon un cronómetro regresivo (tienes uno en tu móvil) en 5 minutos para no estar pendiente de esto. Pon tus brazos sobre tus piernas. Sólo déjalos caer. Concéntrate en tu respiración; en algún punto de tu cuerpo donde te sea fácil sentirla. No la alteres, no intentes hacerla más lenta, no la juzgues. Sólo deja que entre y salga, limítate a sentirlo.

      Con tus pensamientos no hagas nada. No los sigas, ni los impidas. Si alguno te interrumpe, salúdalo. Se amable con él y déjalo pasar, vuelve a concentrarte en tu respiración. Vuelve al presente en ese momento.

Repite esto durante este mes todos los días. Te impresionará el efecto que va a producir en tu día a día.

Anuncios

      Hay veces que la vida te trae noticias que caen como una bomba, haciendo piscos tu vida tal como la tenías planteada. Algún día hablaremos de ellas.

Chapapote     Pero hoy quiero referirme a aquellas que no destrozan cuando te las dicen, que aparentemente vienen con una posible esperanza, con una vía de salida, y aunque son tremendas, parece que puedes con ellas. Sin embargo, notas que pasan las horas, los días, que poco a poco tu vida se va transformando muy lentamente. Notas que tienes menos paciencia, que vas mirando las cosas que suceden normalmente de otra manera. Vas notando como si un chapapote negro y pegajoso, del cual no te puedes despegar, al menos por el momento; va invadiendo todo lo que miras, todo lo que sientes o piensas.

     Es más una sensación, que una certeza. Incluso puede que no lo relaciones con aquella noticia. Pero si vas sintiendo que las cosas que te rodean no son iguales desde ese día, o quizá al siguiente, o al otro. Poco a poco.

     Notas como va invadiendo todo. Pegoseando todo con su pastosidad y su negrura. Cada vez las cosas que antes veías separadas, se van uniendo con esa capa. Y todo pasa a tener esa viscosidad, ese oscuro color, todo junto, todo unido y cubierto por esa sensación.

     Con un poco de mala suerte, no te darás cuenta de todo esto hasta que todo esté untado y pegado a esta sensación oscura y desagradable. Y quizá necesites ayuda de esos voluntarios que siempre están cerca de ti y que además están dispuestos a echarte una mano. Incluso arriesgándose a llevarse parte de este chapapote pegado en sí mismos. Pero no servirá de nada si tu no los ayudas. Si no te pringas y coges tu pala y comienzas, con ellos, he incluso sin ellos; a raspar y raspar. A quitar poco a poco esa negra untuosidad que ha cubierto tu vida. O una gran parte de ella.

     Y aprenderás mucho. De ellos, de tus voluntarios y de tí mismo. Sobre todo de tí mismo. Si le pones empeño, y rascas sin descanso, irás notando como a cada palada tus fuerzas crecen; tu esperanza aumenta; tu capacidad para notar aquellas pequeñas zonas no cubiertas va mostrándose más clara e indicándote por donde tienes que seguir. Ardua tarea que te llevará tiempo y empeño. Donde habrá días que, tras limpiar una pequeña zona, levantes la vista y te parezca que ha crecido. Lo negro ha crecido. Esos días volverá a llover, a mojarte y parecer que estás mas pringado; que tus voluntarios están exhaustos. Y quizá, tu también.

     Pero volverá a salir el sol, volverá a tornarlo más blando y maleable. Tus músculos, tu ánimo, volverán a vigorizarse y tus ojos recobrarán su capacidad para ver los claros, para valorarlos y hacerlos crecer con esfuerzo.

     Habrá un día, que llegará como llegó aquella noticia con su chapapote, casi sin que te des cuenta. Notarás como está casi todo conseguido, casi no quedarán manchas negras. Te darás cuenta de que tu cuerpo se ha tornado musculado, acostumbrado a trabajar duro; tus ojos serán más ávidos, tu ánimo fortalecido. Notarás como has crecido, como esta experiencia te ha hecho más fuerte, más ágil y con más recursos. Quizá te darás cuenta de que el camino hay que andarlo para crecer, para creer en ti mismo, en tus posibilidades.

      Seguro que hay otras formas más cómodas de aprender. Pero esta ha sido la tuya. Esta te ha fortalecido a tí. Este es tu camino. Siente orgullo de seguir en él, de seguir andándolo. De no haberte quedado en él

      Quizá un día, cuando mires con orgullo toda la labor realizada y la fortaleza adquirida; quizá sientas que en parte, estás algo agradecido a aquel chapapote.

    No hace muchos días que estuve en un curso de formación de habilidades para cuidadores no formales, o no profesionales, vamos, familiares que se encargan de sus familiares. Bueno, pues este fue un gratificante curso, tanto para alumnas (no había más hombre que yo; la tarea de cuidar sigue recayendo en las mujeres. ¡cuanto tiene esta sociedad que agradecerles y que cambiar, aún!); como para nosotros, los profesionales que estuvimos compartiendo conocimientos y habilidades con ellas.

MANUAL_HABILIDADES_SEGG    Pensando en ellas, y en otras muchas, y algunos pocos que también andan por ahí, os traigo hoy este manual que ha editado la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) con el objetivo de dar respuesta a las principales dudas que se puedan encontrar durante este proceso, así como ofrecer pautas básicas de actuación en el cuidado a las personas dependientes en el domicilio, este manual práctico aborda las diferentes áreas que deben atender los familiares (alimentación, higiene, movilidad, medicación, relaciones sociales, vestido, etc.), así como los problemas más habituales que suelen presentarse (caídas, incontinencia urinaria, comunicación, etc.).

    Algo que me gusta mucho de esta guía, es que también aborda el tema del autocuidado del cuidador. ¡Tan olvidado y tan poco practicado! (Se sienten culpables si descansan, si se dedican unos minutos al día… ¡En todos los oficios se descansa! Y cuidar es un oficio muy estresante y cansante, por lo tanto HAY QUE DESCANSAR.)

Se puede descargar la guía en el siguiente enlace:

Manual de habilidades para cuidadores familiares de personas mayores dependientes

       Ayer tarde comenzó un curso básico para cuidadoras familiares o profesionales de personas dependientes. Este curso, organizado por la Unidad de Gestión Clínica de Pozoblanco, en Córdoba, cuenta con la asistencia de casi treinta alumnas que trabajan a tiempo completo, parcial, o 24h con personas dependientes. Algunas son profesionales, otras familiares.

    Este curso ha comenzado con una sesión de herramientas psicológicas en la que tuve el honor de participar como docente. Los contenidos y recursos desarrollados en esta sesión, se pueden resumir en el siguiente esquema:

  • La ansiedad: una aliada o una enemiga. Cómo hacer que sea mi amiga.
  • La resolución de conflictos familiares. Cómo organizarnos cuando hay varios cuidadores pero no todos están motivados para aportar lo mismo.
  • El autocuidado. Cómo evitar el estrés y el bournout (quemahera) en un trabajo de casi 24h.

 

     Como podéis suponer, en dos horas aproximadas que duró la sesión, sólo nos dió tiempo de trabajar unas pinceladas de cada uno de estos temas. Con situaciones prácticas de la realidad de las alumnas y con la presentación que os dejo a continuación, intentamos aclarar algunas ideas, algunas creencias irracionales (no se ponen en razonamiento en el presente), modificar conceptos sobre los sentimientos y pensamientos de cada una de nosotras.

     Buscamos que al final de la sesión, cada asistente experimentase la posibilidad de trabajar con las situaciones, sus sentimientos y sus creencias, de una forma alternativa, buscando la eficacia y evitando el enjuiciamiento.

    Aquí tenéis la dirección para ver la presentación a través de la web. https://prezi.com/i6aywgluozcb/

    El juego de zoom, el ir y venir de la presentación, estaba enfocado a que las alumnas se diesen cuenta de como debemos trabajar el alejarnos o acercarnos a las situaciones que se nos presentan, para cambiar nuestros puntos de vista, para descubrir nueva información, tanto de la situación, como de nosotros mismos, de nuestras ideas y emociones.

     También quedamos en que yo estaría pendiente de facilitar a las alumnas algunas respuestas a sus preguntas, así como algunos materiales que vean necesarios, para segur avanzando en esta importante y a veces poco apreciada labor. Hoy quiero hacer esta propuesta extensiva a aquellas que lean este blog y puedan también aprender o enseñar algo para compartirlo y facilitar que todos crezcamos como cuidadores y como personas.

       Para finalizar, y a petición de las alumnas, os dejo esta imagen con un mapa hacia el camino interior, donde alcanzar consuelo, renovar fuerzas, y aprender a querernos a nosotros mismos.

Diapositiva13

Día de las enfermedades raras?

Publicado: febrero 28, 2014 en Autocuidado, Opinión
Etiquetas:,

    Aprovechando este día,quisiera hacer una reflexión y compartirla con vosotros a ver si entre todos vamos consiguiendo cambiar un poquito ciertas cosas.
dia enfermedades raras    Me refiero a todos los días de las enfermedades. Se que el objetivo de estos días es concienciar de la existencia de estas. Pero no sería mejor dedicar esta celebración a aquellas personas con una u otra enfermedad?  No sería más interesante homenajear a ellas,  a las personas?  Y no a la enfermedad. ?
     No correspondía celebrar en estos días el valor, el esfuerzo, la resistencia, la paciencia y la esperanza de todas las personas con una enfermedad?
    Y en el caso de las de hoy. Personas con enfermedades de baja incidencia o de baja frecuencia, (lo de raras me suena regular) mucho más. Personas que además de todo lo anterior, al descubrir en su cuerpo y mente, al experimentar nuevos tratamientos en su mismas, están allanando el camino a los que después vendrán con su misma enfermedad.
    Mi homenaje de hoy, mis ánimos, y mi abrazo a todas ellas y ellos. En su día. Para que los miremos a sus ojos y los veamos.  No a la enfermedad, sino a la persona.

 

    Todas y todos, o la mayoría, sugestionados por las grandes marcar, abandonamos nuestros 3d-wallpapers-gt-d-wallpapers-6047-hd-widescreen-wallpapersprudentes hábitos de ahorro y vida saludable. Claro, esto tendrá sus consecuencias inmediatas en nuestra economía, y a corto plazo en nuestros cuerpos.

      Así que hoy, respecto de nuestros hábitos saludables, queremos dejaros unas notitas para que, de alguna manera, compensemos esos excesos y defectos (en el caso de la actividad física), y evitemos, así, que las consecuencias poco saludables sean demasiado notorias.

Día de compensación o prevención ante una comida copiosa.

   Estos días tenemos muchas comidas familiares o de empresa. Para que no se acumulen, será imageinteresante que los días previos y los posteriores, seamos especialmente cuidadosos con el equilibrio de nuestra dieta.

      Por ejemplo: Si nos vamos a pasar, o nos hemos pasado de hidratos o azúcares, intentar aumentar las frutas y verduras para compensar. Lo mismo con las grasas.

Dulces navideños a partir del 24 de Diciembre.

     Aunque las casas comerciales quieran que empecemos con la Navidad y sus excesos desde septiembre, si podemos retrasar la compra e ingesta de los típicos e hipercalóricos dulces navideños hasta el mismo día de Navidad, a buen seguro, nuestro cuerpito serrano nos lo agradecerá.

Aperitivo 20 minutos antes de una comida o cena navideña.

     Esta es una de las más inteligentes formas de no tener que usar nuestra fuerza de voluntad, tan gastadita en estas fechas. Si 20 o 25 minutos antes de una pasada navideña, nos comemos una fruta, zanahoria, o algo por el estilo, según el gusto del consumidor, (como decía mi abuela); nuestro cerebro, al llegar esta leve subida de azúcar, anulará la señal de hambre, por lo que podremos ser más comedidos en esa siguiente comida.

Afrontar las bebidas alcohólicas con inteligencia.

     Con el alcohol, la más inteligente medida es tomar las decisiones antes de probarlo. Es decir, decidir en casa y en frio cuantas copas me voy a tomar. (ni una más). Si voy a tomar, no voy a llevar coche, etc.

     Durante la comida, también puede ser muy interesante combinar dos bebidas, una con y una sin. Por ejemplo un buen vino, una copita sólo, con agua a discreción. Es decir, si quiero saborear el vino en combinación con la carne o queso, pues doy un sorbito, pero si tengo sed y voy a dar un trago largo, cojo el baso de agua, o cerveza 00, si me da corte beber agua…

Platos deliciosos, saludables y baratos en cantidades calculadas.

    Mejor medir bien los platos antes de servirlos, que poner fuentes para autoservicio. Y si es posible, los platos algo más pequeños. Lo grande, si queremos montar una mesa con estilo, pueden ser los bajoplatos. Los hay de muchos materiales y precios en el mercado. Quedarán muy elegantes con unos platos más pequeños en su centro.

 

    En fin, sobre todo os deseamos que disfrutéis de las pequeñas cosas, la mirada de los hijos e hijas, los abrazos de reencuentro, los besos de enamorados, las actividades juntos al aire libre… Todo esto es mucho más sano, más barato, y las consecuencias son del todo positivas para nuestra salud.

 

 libres app   Hoy os traemos esta interesante noticia que, incluso, podría salvar vidas, o por lo menos aliviarlas mucho.

     Se trata de la aplicación LIBRES desarrollada por Telefónica en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad para ayudar a las víctimas de la violencia de género.

      Una aplicación para smartphones  iOS y Android cuya función es establecer comunicación con las mujeres víctimas de violencia de género y difundir información sobre este tema.

          Está dividida en varios apartados en los que se encuentra información sobre violencia de género (qué hacer, estamos contigo), testimonios, mensajes en contra de la violencia de género, galería audiovisual, un test para detectar situaciones de riesgo y un sistema de llamada automática al teléfono 016 para la denuncia de casos concretos.

           Además cuenta con un sistema que oculta el icono de la aplicación (simula como un icono del sistema del teléfono) que abre un menú contextual que da acceso a la aplicación. De esta forma se “camufla” la aplicación para que nadie (el agresor) conozca que este programa está instalado en el teléfono (de la víctima).

Podéis descargarla para android aquí