Posts etiquetados ‘adolescentes’

 

    Ahora que llega el verano, y con él las vacaciones de nuestros adolescentes, pienso que nos puede venir bien esta seríe de consejos que nos dejan desde la Asociación Americana de Psicología a través de su web.

    La pretensión de la APA con este artículo es ofrecernos ideas y actividades prácticas, basadas en la evidencia, para que ayudemos a nuestros y nuestras adolescentes a aprender a trabajar con su ansiedad. Claro que esto redundará en el bienestar de todo el hogar y la familia. Porque también podemos aplicárnoslas a nosotros, madres y padres.

AQUÍ OS LOS DEJO:

  • Reconozca los síntomas del estrés: es importante prestar atención a una serie de señales y síntomas que pueden ser indicativos de que el adolescente está experimentando niveles de estrés poco saludables. Algunos deredes sociales estos síntomas son irritabilidad, enojo, preocupación excesiva, trastornos del sueño o alteraciones en la alimentación. En casos en los que no hay supervisión parental, algunos adolescentes pueden tratar de paliar el estrés consumiendo alcohol o substancias ilegales.

  • Dialogue con su hijo: muéstrese comprensivo y mantenga las líneas de comunicación abiertas, de este modo, él sentirá que sus padres están disponibles para hablar en cualquier ocasión y acudirá a usted cuando se sienta abrumado. Cuando converse con él, haga que se sienta comprendido y escuchado: muestre interés, trasmítale que entiende lo que siente y que valora positivamente su punto de vista. Reserve al menos un día a la semana para dedicárselo a su hijo, aprovechando este tiempo juntos para realizar alguna actividad conjunta.

  • Enséñele estrategias de afrontamiento saludables: La actividad física es una vía eficaz para manejar el estrés. Anime a su hijo a participar en actividades con las que disfrute, tales como deportes de equipo, senderismo, yoga, baile, natación, etc., y, si es posible, trate de realizar alguna de estas actividades en familia. También es importante seguir unos hábitos de sueño saludable: cuando se pasa por alguna situación estresante suelen alterarse los patrones normales del sueño; a su vez, la falta de sueño suele aumentar el estrés. Anime a su hijo a dormir una cantidad adecuada de horas, regule sus horarios de sueño limitando el tiempo de exposición a la televisión por la noche y realizando actividades tranquilas que faciliten el sueño.

  • Las preocupaciones relacionadas con la escuela y las relaciones sociales pueden ser una fuente de estrés para los adolescentes. En algunos casos, pueden ser demasiado autoexigentes y autoimponerse metas poco realistas, lo que, a la postre, conlleva sentimientos de frustración y ansiedad. A este respecto, trate de ayudarles a fijar metas reales, dividiendo sus objetivos en pequeños pasos. No resuelva los problemas de sus hijos. Tenga en cuenta que, a lo largo del proceso de transición a la edad adulta, el adolescente va desarrollando su autonomía a medida que va tomando sus propias decisiones y es capaz de resolver las dificultades con las que se encuentran. Por lo tanto, ayúdele a buscar soluciones orientadas a solventar sus problemas, generando diversas alternativas y valorando las consecuencias de aplicar cada una de ellas, con el fin de que aprendan a hacer frente por sí mismos a cualquier imprevisto que pueda surgir en un futuro.

  • Cree un espacio seguro para él: las rutinas suelen tranquilizar a los niños y adolescentes, y pueden ser reconfortantes en momentos de estrés. Estableciendo unos hábitos, le transmitirá a su hijo consistencia y seguridad. Trate de fijar una serie de rutinas familiares durante la semana (por ejemplo, comer todos juntos, reservar un día de la semana para ver una película en familia) así como en verano (p.ej.: por ejemplo, una salida durante el mes de julio), pues este tipo de situaciones constituye una oportunidad para conversar con el adolescente.

  • Sea un modelo de hábitos saludables para su hijo: aparte de fomentarlos, es importante que su hijo vea en usted un ejemplo en cuanto a comportamientos sanos: promueva prácticas saludables de alimentación, realice actividades físicas, duerma una cantidad suficiente de horas y tome medidas para regular su propio estrés.

  • Busque ayuda profesional: si está preocupado por el estrés de su hijo, considere la posibilidad de buscar un psicólogo.

Fuente: APA

Anuncios

      La Secretaría de Salud de Méjico ha editado esta guía de práctica clínica basada en la evidencia con el objetivo de apoyar a los profesionales de la salud en su toma de decisiones ante este tipo de casos, a través de distintas recomendaciones para el diagnostico y tratamiento de estos pacientes.

   gpc toc niños    Basada en la evidencia esta guía pretende:

  • Agilizar el proceso diagnostico e inicio de tratamiento.
  • Establecer algoritmos de tratamiento costo-efectivos para los pacientes
  • Desarrollar modelos de atención multidisciplinaria que describan la participación de los profesionales incluidos en cada uno de los niveles de atención.
  • Prevenir los efectos deletéreos del TOC en el desarrollo y funcionamiento global de los pacientes a través de la implementación de sistemas para su diagnostico y tratamiento oportuno.

    Por supuesto debemos tener en cuenta que está pensada para los servicios de salud del citado país. Pero como yo creo que siempre podemos aprender y sacar rendimiento a este tipo de trabajos, os la traemos para que la uséis.

     G.P.C. Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

Para padres y madres

Publicado: septiembre 4, 2010 en Padres y Madres
Etiquetas:, , ,

    Desde siempre se ha exigido a los profesionales que trabajan con niños y niñas, un entrenamiento y una formación especial (maestros, psicólogos, trabajadores sociales, etc).

    Pero las personas más importantes en la vida de los niños, los padres y madres, han asumido la difícil labor de criar a un niño, sin un entrenamiento especial.

 Adolescentes-Paps-small.png   También los hijos e hijas lo tenían más fácil antes. Estaba claro a quien obedecer y a quién no, que normas había que respetar, que escala de valores había que seguir. Era más fácil, pero menos libre y autonomo. Hoy podemos elegir, reflexionar y crear nuestra propia vida y nuestros propios valores. Claro, sólo falta que nos ayuden a saber elegir, saber reflexionar y saber hacer valer nuestros propios valores en una sociedad en constante cambio.

    Así que una nueva sección de mi blog, estará dedicada a los padres y las madres que tenemos hijos. Llevo muchos años impartiendo escuelas de padres y madres, además tengo una amplia experiencia en educación de adolescentes, por lo que pienso que puedo aportar algo a todos esos padres y madres, que en algún momento de su vida como tales, se preguntan ¿lo estoy haciendo bien?, o, ¿no sé que hacer en esta situación?.

En fin, os animo a que colaboréis, no sólo con preguntas, sino también con sugerencias de temas, actuaciones que a vosotros y vosotras os han funcionado bien, etc., todo lo que se os ocurra que puede ayudar a otros padres y madres, o a sus hijos e hijas.