Posts etiquetados ‘mujer’

Palabras convertidas en hechos?

Publicado: marzo 9, 2016 en Mujer
Etiquetas:,

Un año más hemos celebrado durante la semana del 8 de marzo el día internacional de las mujeres trabajadoras.

clip_image002 Las redes sociales, videos, medios de prensa escrita, radios, televisiones, hasta el omnipresente google ha hecho un video conmemorativo para celebrar este día.

Miles de ríos de tinta, de palabras, de jornadas con actuaciones de músicos, políticos, trabajadores por cuenta ajena, un sin fin de palabras agradables para las mujeres, madres, hijas, compañeras… Hoy se nos llena la boca de elogios hacia ellas. Lo cual está genial, todo sea dicho, porque lo valen y se lo han currao (como se dice hoy día).

Pero… ¿y mañana?, ¿y el otro?, ¿y los hechos? ¿Nos quedamos en palabras y con eso vale? Todas estas preguntas y muchas otras por el estilo se agolpan en mi cabeza.

Pero la principal es ¿Qué puedo hacer yo, con mis manos, no sólo con mi boca, para que las mujeres a las que quiero y estimo, no necesiten un día al año para sentirse orgullosas de lo que son, sino que sea todos los días del año y de su vida? Lo que no está en mis manos, prefiero dejarlo a otros u otras. ¿Pero que sí está? ¿Qué puedo hacer yo para que las mujeres que me rodean se sientan a gusto con serlo? Se me ocurren miles de respuestas:

  • – No ponerle trabas en su trabajo, sino colaborar a medias en cualquier asunto que llevemos a medias
  • – Respetar en igualdad sus ideas tanto como las mías propias.
  • – Poner mi granito de arena para facilitar que crezcan un poco más siempre que estén a mi lado.
  • – Mostrarles mi mejor yo en cada momento de cada día.
  • – Ofrecerles lo que está en mi mano cuando piden ayuda.
  • – Demostrar que las aprecio como se merecen para que lo sientan.
  • – Ser sincero en mis críticas con el objetivo de facilitar que mejoren y aceptar las suyas con el mismo talante.
  • – Compartir mis alegrías, los dones que me da la vida y también mis temores o tristezas para superarlas juntos.

         Y mil acciones más que podría estar escribiendo hasta llenar dos semanarios seguidos.

              Pero todo ello, no porque lo diga un día internacional, no con una consideración especial por cualquier otra causa. Sino porque son personas iguales a mí. Alguno dirá con características diferentes. Pero eso no aporta información extra, sólo sirve para separar.

              Acaso no todas y todos tenemos características diferentes. Incluso los hermanos o hermanas gemelas acaban teniendo características diferentes. Y no por ello valen más o menos, son más o menos.

           Así que te propongo un reto: ¡dejémonos de palabras bonitas, en exclusiva; y sumémosle a estas, nuestras acciones! A ver si entre todos y todas conseguimos que no tengamos que celebrar a lo largo del año, nada más que el día internacional de las personas.

Esta semana hemos vuelto a padecer el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres. Sí, he dicho bien “padecer”. Porque no puedo decir celebrar cuando es un día en el que recordamos la barbarie machista. Un día como cualquier otro donde los hombres seguimos pensando que las mujeres son un objeto de nuestra propiedad.

                Ya me gustaría celebrar, esta vez si digo “celebrar”, el Día internacional en que se acabó la violencia contra las mujeres. ¡Sería genial ¡ Muchos pensaremos, bueno, yo no soy violento, yo no pego, no maltrato. ¿Estas seguro?. ¿Alguna vez haz dicho algo como esto?

  • -¡Mujer tenía que ser! (cuando vas al volante)
  • – ¡ A esa rubia le daba yo…! (cuando estás con los amigos)
  • – Hay que ver como son las mujeres… solo dicen tonterías
  • – Me enfadé con mi novia. Quería salir con un escotazo. Sólo se lo digo para
  • protegerla…
  • – Las mujeres tienen más habilidad natural para planchar
  • – ¡Es mi novia, tio! ¡Mi novia! ¿Qué haces bailando con ella?

Todas estas frases, se nos suelen escapar un día u otro. En ellas se habla de posesión, menosprecio, autoridad, poder sobre ellas, saber mejor que ellas como protegerlas, como si no lo pudiesen hacer por si mismas…

Estas frases no sólo son de personas mayores criadas en culturas machistas. Los jóvenes y las jóvenes de hoy día, también las dicen. Bueno, quizá ellos y ellas, más bien las escriben. Sí, claro, ahora ellos escriben mucho, en las redes, en lugar de hablar. Pero las frases son las mismas, los sentimientos los mismos, el menosprecio, la cosificación de la mujer, la pertenencia. ¡La misma!

Con lo que avanza la tecnología, con la multitud de aplicaciones, gadget, monitores de actividad, que tenemos hoy día. Casi para todo. ¿Cuándo inventarán una aplicación que detecte las frases, actitudes y comportamientos machistas y violentos contra la mujer. Y me mande un aviso con alarma y vibración a través de mi móvil o reloj inteligente o pulsera?

Venga, informáticos, ingenieros. Os dejo este reto. ¡Anda valientes! ¿Quién es capaz de crear esta aplicación?

Mi artículo en el semanario La Comarca. 

       Una forma de explicar cómo los humanos hacemos para que lo que vemos nos haga menos daño a los ojos del alma, es decir que nos ponemos gafas de color rosa para mirar a la vida. Semanario la comarca

      Luego uno se da cuenta de que hay tantos colores en estas gafas del alma como personas estamos en este mundo. Incluso hay personas que además de colores oscuros, dejan que sus gafas se carguen de suciedad para aún ver menos lo que no quieren ver.

      Luego, también existimos personas, que a lo largo de la vida nos empeñamos en formarnos o en aprender de las situaciones vividas y vamos descubriendo la necesidad de limpiar nuestras gafas, de cambiarles el color. Especialmente para ver algunas situaciones que por educación nos habían enseñado a ignorar o ver de determinada forma. Por ejemplo el machismo.

¿Por qué os cuento todo esto? Ayer vi un anuncio donde un hombre que demuestra ser homosexual cuando llega el que parece ser su pareja y le da un beso que todos entendemos como de amor y cariño. Bueno pues el anuncio es de un detergente friegasuelos. Y este hombre es homosexual.

       Automáticamente viene a mi cabeza una pregunta: ¿este anuncio me está diciendo que para fregar los suelos hay que ser mujer o gay? ¿Es un anuncio aparentemente moderno y no machista por que no presenta la típica mujer fregando (y el hombre conduciendo en los anuncios de coche) sino que nos presentan a un hombre? ¿Claro que en este caso es un hombre gay?

O es que mis gafas de ver el machismo las tengo demasiado limpias y lo veo donde no lo hay, o es que me parece que es un machismo aparentemente escondido (yo al menos lo he visto) que nos está diciendo que es el lado femenino de las personas el encargado de fregar?

        Estamos casi en la era del 3.0 y los anuncios siguen amparando y promoviendo los conceptos y roles machistas a diestro y siniestro.  Si la excusa que tienen es que van dirigidos a quién los compra y que la sociedad sigue siendo machista… Como dicen mis hijos ¿no nos lo tendríamos que hacer mirar?

       ¿Tú que piensas? ¿Tienes las gafas limpias o crees que yo me paso con el lustre en las mías?

Cuestión de género

Publicado: julio 21, 2015 en Articulos, Género, Mujer
Etiquetas:,

cuestion de genero

Hoy os dejo este artículo, algo retrasado, pero que ha sido el que ha salido en “La Comarca” esta semana. Supongo que por error no salió en su día y lo han puesto para esta.

Nunca es tarde si la dicha es buena. Espero que así sea.

           Estos días pasados, ha sido muy comentada la idea de una de las recientes y novatas alcaldesas sobre el trabajo de limpieza de colegios por parte de las madres del alumnado de estos colegios.

          Dicha nueva alcaldesa, olvidó nombrar a los padres para la tarea de limpiar. Puesto que no conozco personalmente a la Señora en cuestión y que tengo decidido no juzgar a nadie, ya que mi profesión es la psicología y no la judicatura; decido explicar este desliz en base a la inexperiencia como alcaldesa, o ante los periodistas. Está claro que como mujer tiene mucha experiencia. Toda una vida.

           Sin embargo, a pesar de no juzgar a nadie, no me queda otra que hacer notar la importancia de este tipo de comentarios machistas. Sí, amigos y amigas, decir que el trabajo de limpiador es para la mujer, por el simple hecho de ser mujer, es machista y sexista.

           Claro, que, en principio, los comentarios, no hacen daño. El daño lo hacen las acciones. El problema en nuestra sociedad, es que las acciones de maltrato, tan abundantes; entre otras cosas, están basadas en ideas.

           Estas ideas que asignan roles sociales, por el simple hecho de tener un sexo u otro, provocan que haya sexos de dos categorías. Y esto, llevado al extremo, que se lleva, provoca que haya ciertos hombres, que por el hecho de tener ese sexo, piensen que la mujer es inferior y posesión suya. Entienden que la mujer, más que una igual, es una cosa de la que disponer.

            Esto, llevado a la práctica, provoca que, según la macroencuesta del ministerio español sobre violencia contra la mujer de 2015, más del 12% de las mujeres españolas, mayores de 16 años hayan sufrido violencia física por parte de sus parejas y más del 25% psicológica. ¡Una de cada cuatro de nuestras hijas, madres o parejas, ha sufrido esta violencia, por el sólo hecho de haber nacido mujer!

            Por favor, nadie piense que desde aquí hago responsable a dicha alcaldesa de esto. ¡Por favor!.

          Pero sí a esas ideas. Sí a esos anuncios donde una mujer del futuro viene a decirnos que, en el futuro, las mujeres seguirán lavando nuestras ropas. Sí a esas películas y series para jóvenes donde “él” es el malo y “ella” la que intenta redimirlo. A esas canciones donde dice que sin él no puedo vivir.

            Hay tantas ideas machistas que inducen a cosificar a la mujer, ¡que desespera!

            Como decíamos en el último curso sobre violencia de género para profesionales sanitarios que hicimos hace unos días en el Hospital Valle de Los Pedroches: “a pesar de la desesperación, a pesar de que luchamos contra años de tradición machista, contra películas, anuncios o canciones que mantienen estas ideas machistas; cada uno tenemos la oportunidad de poner lo que esté en nuestra mano para cortarlas de raíz y poner otras en su lugar.

           Así, os propongo que os pongáis las gafas de ver. Ver que mujeres y hombres, somos personas. Y que tareas, ideas, acciones, y trabajos, son propios de las personas, y no de los sexos.

        Abrid los ojos en vuestra casa, trabajo, ocio, compras, etc. y dejad de hacer o pensar con las gafas del machismo y pensar con las gafas de color persona. Si nuestros ojos son capaces de ver todos los colores del arcoíris, seamos hombres o mujeres; nunca más asignes un determinado color o tarea, a una persona sólo por ser de uno u otro sexo.

            Por cierto. Os dejo la dirección del resumen de la encuesta que he nombrado por si queréis ver los datos. ¡Son muy reveladores!

http://www.msssi.gob.es/gabinetePrensa/notaPrensa/pdf/30.03300315160154508.pdf

Hasta la semana que viene.

Palabras y frases machistas

Publicado: julio 27, 2014 en Género, Mujer
Etiquetas:, , ,

    El otro día, hablando con unas amigas, comentábamos como algunas palabras, si las decimos  en másculino significan una virtud y en femenino un defecto o un insulto. Palabras como zorro, por ejemplo. Pero también algunas frases tienen esta doble acepción según sea masculino o femenino: un hombre que se vende es alguien que sabe expresar y destacar sus cualidades o virtudes. Sin embargo si hablamos de que es la mujer la que se vende, seguro que muchos piensan en aquella antigua profesión.

   Pero incluso si pensamos en expresiones que tienen que ver con acciones o tareas, se da también esta discriminación machista, que no busca otra cosa que mantener a la mujer en un lugar inferior, haciéndolas sentir de esta forma.

     Hoy os quiero traer un ejemplo en video que habla sobre esta última idea. Me parece un video genial para que reflexionemos, pero sobre todo, para que desterremos estas ideas, esta forma de usar el lenguaje, y sobre todo, la idea de que las mujeres, por el mero echo de serlo, son inferiores a los hombres. El que piensa así, además de ignorante es un cobarde que tiene miedo a que si reconoce que las mujeres están a su altura, puede sentir que el no está tan alto como pensaba.

    En fin, os dejo el video que es mucho más claro y expresivo que yo. Además, como psicólogo se que perdurará mas en vuestra mente que mis palabras:

Video de Always#comoniña

 

      Compártelo, porfa, evitemos que las nuevas generaciones cambien su forma de verse, de correr, de moverse y sobre todo de sentirse.

Nunca detrás, nunca debajo.

Publicado: noviembre 25, 2013 en Maltrato, Mujer
Etiquetas:,

 

Este es el slogan que hoy quiero dejaros en honor a todas las mujeres de mi vida y también, porqué no, de las vuestras. Pero este slogan, no sólo para hoy, sino para todo el año; mejor para toda la vida. ¿Vale?

   Nunca detrás, nunca debajo quiere ser una reflexión sobre el lugar que ocupan las mujeres en nuestra sociedad y en nuestras vidas. Si en algún sitio tienen que estar, es en el mismo que nosotros, al lado, rosa malvaviviendo juntos como iguales que somos. Ninguna mujer debe estar por debajo de un hombre, ni ningún hombre debería pretender basar su ego o su posición, en que haya alguien por debajo de él. Esto no le engrandece, sólo engrandece, si acaso, al que sirve de soporte, lo de arriba sólo es superficie que no se sustenta por sí sola.

Ninguna mujer debe estar detrás de ningún hombre. La típica frase “detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer”, debería ser “gracias a que una gran mujer caminó junto a este hombre, él pudo llegar a ser alguien”.

  IGUALES, CAMINANDO JUNTOS.   NUNCA DETRÁS, NUNCA DEBAJO

 

 libres app   Hoy os traemos esta interesante noticia que, incluso, podría salvar vidas, o por lo menos aliviarlas mucho.

     Se trata de la aplicación LIBRES desarrollada por Telefónica en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad para ayudar a las víctimas de la violencia de género.

      Una aplicación para smartphones  iOS y Android cuya función es establecer comunicación con las mujeres víctimas de violencia de género y difundir información sobre este tema.

          Está dividida en varios apartados en los que se encuentra información sobre violencia de género (qué hacer, estamos contigo), testimonios, mensajes en contra de la violencia de género, galería audiovisual, un test para detectar situaciones de riesgo y un sistema de llamada automática al teléfono 016 para la denuncia de casos concretos.

           Además cuenta con un sistema que oculta el icono de la aplicación (simula como un icono del sistema del teléfono) que abre un menú contextual que da acceso a la aplicación. De esta forma se “camufla” la aplicación para que nadie (el agresor) conozca que este programa está instalado en el teléfono (de la víctima).

Podéis descargarla para android aquí

Día contra el cáncer de mama

Publicado: octubre 19, 2012 en Homenaje, Mujer, Oncología
Etiquetas:,

 

        Dicen que un hombre mayor, de pelo cano, entró en un bar con un lazo rosa en su Lazo rosasolapa. Un grupo de jóvenes que bebían en una mesa cercana, al ver el lazo rosa, en un señor tan mayor comenzaron a reírse entre ellos. El viejo, los oía reírse, pero se interesó aun más cuando una joven del grupo increpó a los otros. "¡sois unos ignorantes!. Ese lazo lo lleva porque su mujer o su hija tienen cáncer de mama.

      El viejo, al oír a la joven, se acercó al grupo y les dijo: – Mi mujer, después de una vida plena junto a mi, compartiendo mucha felicidad, murió a los 90 años, por la edad, al igual que yo, moriré en unos años. Fue mi hija, la que a sus 45 años, murió tras dos años de luchar con todas sus fuerzas contra un cáncer que no fue diagnosticado a tiempo. Fue doloroso, muy doloroso para todos. Pero no es por ella, no es por ella por quien llevo este lazo rosa. Es por tí, por tu compañera que os ha reñido, por vuestras amigas, madres y hermanas. Por todas las que aún están a tiempo de salvar sus vidas con un diagnóstico a tiempo.

       Lo de mi hija, ya no tiene remedio. Pero tendrá sentido, si tras su muerte, y con este lazo rosa, conseguimos que al menos una mujer, viva todos sus días y tenga la oportunidad de ser feliz junto a los suyos. Pensadlo y poneos un lazo.

Carta a un maltratador

Publicado: noviembre 27, 2010 en aprendizaje, errores, ideas
Etiquetas:, ,

    Yo también soy hombre como tú.Pero no te entiendo. no imagino que piensas cuando titnes a tu compañera delante y le pegas.

    ¿Qué es lo que ves?. ¿a quién tienes delante?. ¿que provoca que levantes tu mano?

     ¿Piensas que es tuya y por eso puedes romperla? Yo, de pequeño aprendí que las cosas que aprecias deben cuidarse con cariño, arreglarlas si no funcionan. Quizá tu no aprendiste eso.

      ¿Piensas que es inferior a ti?. No ves que si tú estás vivo es gracias a una mujer, igual a esta que te mira con ojos temblorosos. Esta que es capaz de amarte a pesar de que no te lo ganes, que es capaz de perdonarte una y otra vez, aunque no se lo pidas.CA-olwp2

       ¿No ves que es el ser más perfecto de los que estamos sobre la tierra?. El que más cualidades tiene, el que más capacidad para sobreponerse y avanzar posee y transmite. Quizá sin nosotros podría seguir la humanidad, sin ellas, seguro que no. ¿Aún así piensas que son inferiores?

       No te entiendo, me gustaría hacerte ver tantas cosas que yo veo en ellas. Quizá en el fondo tú también las verías, si te quitases tu venda de los ojos. La venda del odio, de la sinrazón, no lo sé, no te entiendo

     Quizá no te enseñaron otra forma de expresar tus sentimientos más que a tortazos. Pero, ¿no te das cuenta que sólo haces daño, que no entienden lo que expresas porque ese no es el idioma para expresar amor o cariño, o simplemente amistad?

     Quizá estés enfadado con la vida, con tu infancia, contigo mismo, o con los demás. Pero, ¿no ves que ella no puede solucionarlo?, por muchos golpes que le des; ¿no ves que ella no es responsable de tus desdichas?

      Y si crees que ella es la culpable de tus desgracias, ¿porqué no la dejas?. ¿porqué no te marchas y te liberas?. Y, de paso, la dejas también ser libre a ella, volver a sentirse persona, volver a retomar su vida, sus proyectos, su ilusión…

     ¿Es que no te das cuenta, que si la maltratas y la anulas, tú sólo te conviertes en un ogro, en un animal, en un ser despreciable?. ¡Tú también dejas de ser persona!

    ¿Esa es la forma en que quieres vivir tu vida? El poco tiempo que tenemos para vivir, ¿de verás quieres pasarlo de esta absurda manera?. ¿Quieres perderte un amanecer junto a tu compañera?, ¿quieres perderte esa mirada de amor con la que sólo una mujer es capaz de mirarnos y que nos hace sentirnos el ser más grande del universo?, ¿quieres perder la sensación de toda nuestra piel cuando ella nos rodea con sus brazos y sientes su calor que te llega al alma?

    No te entiendo. ¡CAMBIA!. Cada día que pasa es una oportunidad de vivir que pierdes.

     La Cruz Roja ofrece una terapia peculiar y pionera, basada en la convivencia, dirigida exclusivamente a la población femenina con problemas de alcoholismo.

Fuente: diariocordoba.com
Autor: Francisco Garrido Casado

      Son mujeres, madres, esposas, hermanas, abuelas, amas de casa, trabajadoras, y tienen un problema: son adictas al alcohol.

     Según Bartolomé Cañuelo, director provincial del servicio de drogodependencia de Cruz Roja, "no existe un perfil concreto, hemos tenido desde adolescentes de 18 años hasta ancianas que superaban los 70. Tampoco existe ningún indicador social ni económico", y añade que "cuando una persona bebe para solucionar una situación, ese individuo tiene un problema. Lo más difícil es reconocerlo y pedir ayuda, algo que hasta hace poco tiempo estaba mal visto en la sociedad que se produjera entre la población femenina".

     Cruz Roja ofrece una terapia gratuita, distinta y pionera desde hace 21 años para tratar los problemas de alcoholismo exclusivamente entre el género femenino. Cañuelo explica que "el proyecto se basa en introducir a seis mujeres, junto a una monitora durante las 24 horas del día, en un apartamento e intentar ayudarlas a superar su adicción e integrarlas en el mundo que se encontrarán al finalizar la terapia". Las pacientes pueden permanecer hasta un máximo de seis meses, aunque según Isabel Maiyo, monitora, no suelen superar los tres meses. Dentro del apartamento, realizan las tareas domésticas y talleres de autoestima, ya sean grupales o individuales. Sin embargo, fuera de la vivienda, se les obliga a realizar otras acciones para enfrentarse a la realidad exterior, como buscar trabajo.

        Sin embargo, las protagonistas son ellas, las pacientes. Como es el caso de Marta, Ana y María. No son sus nombres verdaderos, al contrario que sus historias, que sí lo son.

       Marta empezó su periplo de terapia en terapia con 34 años, ahora tiene 55 y vuelve a intentarlo. Admite que "yo no bebía de joven, pero rompí con mi pareja y comencé a consumir". Según Cañuelo, "es habitual, en las mujeres, que comience la adicción a causa de un acontecimiento reactivo". Por otro lado, María explica que "es una enfermedad crónica, aunque la sociedad lo tache de vicio. Ves las consecuencias en tu cuerpo y repercute en tu estado de ánimo", a lo que Marta añade que "llegas a un momento que quieres salir de este círculo sin fin, estás desesperada, los que te rodean no siempre te apoyan y te agarras a cualquier resquicio de esperanza".

      Las tres mujeres coinciden en que este problema ataca directamente a la propia dignidad de la persona y a la relación con los demás. Marta lo describe argumentando que "te conviertes en un ser inseguro, inmaduro y degradado, dejas de ser madre, te olvidas de todo lo que más quieres".

       A Ana le faltan apenas dos días para terminar la terapia. Comenzó a beber porque fue una víctima de los malos tratos. Ella misma comenta que "te sientes sola y triste, sin contar los efectos más tangibles, como el daño al hígado. Sin embargo, tuve suerte y mis hijos me sirvieron de apoyo para afrontar todo esto".

       A la hora de aconsejar al resto de mujeres, Ana es rotunda cuando afirma que "no se debería tomar ni la cerveza sin alcohol, la otra viene después". Por otro lado, María hace un llamamiento alegando que "se puede superar, es una enfermedad y no hay que tener vergüenza a la hora de reconocerlo para pedir ayuda", y se dirige a todas las adolescentes afirmando que "el alcohol es un depresor que te elimina todo resto de lógica de tu mente. No hace falta beber nada para disfrutar, una persona se divierte más cuando es consciente de que se está divirtiendo".